Trabajo final del Curso de Ilustración – 4 de 4 – LEVITACION

Cuarto y último dibujo de esta pequeña serie de ilustraciones que juegan con contextos urbanos más o menos cotidianos, dándoles un toque surrealista o fantástico (vaya usted a saber) para bien o para mal… o para peor.


Este es el primer boceto, y casi el único que realicé para esta ilustración. Seguí las indicaciones de Pedro Espinosa  y aparté al personaje principal del banco del fondo para dar mayor sensación de ingravidez:
 De nuevo utilicé casi exclusivamente lápices de colores sobre papel basik 240gr, formato A3.

Trabajo final Curso de ilustración – 3 de 4 – RONDA DESINTEGRACION

Chiquitero: Dícese de la persona de edad media o avanzada que consume diariamente vino y brebajes afines a través de un inquebrantable ritual denominado “la Ronda”.

Desintegración: proceso en el que una partícula, elemental o compuesta, se transforma en otras.

En esta ocasión me ahorro el comentario. Que cada cual haga la interpretación que se le pase por la cocotera.

Dibujo realizado con lápices de colores en papel Basik 240 gr, formato A3.
Para esta ocasión hice bastantes bocetos “investigando” como plasmar el proceso de desintegración.
Seguí los consejos del profe, Pedro Espinosa, que me aconsejó entre otras cosas “el color verde en el cuerpo humano zombifica, no desintegra“.

Espero que ningun chiquitero se sienta ofendido… En caso contrario, ¡multiplícate por cero!


 

Trabajo final del Curso de ilustración – 1 de 4 – CUEVA SAGRADA

Aquí va el primero de los cuatro dibujos de mi trabajo final para el Curso de Ilustración Creativa de la Universidad Popular de Logroño.


El trabajo consiste en cuatro ilustraciones independientes, no hay una historia que enlace a estas cuatro “viñetas”; tan solo son visiones de un mundo sin mucha lógica, empapadas de surrealismo urbano.

A pesar de ello hay elementos gráficos comunes que enlazan las imágenes, como pueden ser el alcohol, esa especie de rayos extraños, además de ciertas connotaciones religiosas y sociales.
 
La técnica que utilicé en este primer dibujo es acuarela para la base y lápices de colores para el perfilado y color.
También usé líquido enmascarador para el efecto de punteado sobre el cual trabajé la acuarela.
El papel es de acuarela, 220 gr. (creo). Medida A3.

En principio tenía previsto trabajar con un papel con menos textura, pero una vez iniciado el dibujo decidí no dar marcha atrás y por consiguiente tuve que amoldarme a este terreno.

Al principio no me convencía el resultado pues tenía en mente un trazo más detallado y menos suelto (y menos texturizado!)  pero en poco tiempo conseguí adaptarme a ello, cosa que finalmente me sorprendió gratamente.
Adjunto el primer y único boceto en A4 que hice con lápiz, así como un pequeño boceto en A5 en color, que por cierto sale horrible en la foto.

Ilustrar una idea

Este otro ejercicio del curso de Ilustración Creativa, consistía en ilustrar el acto de tener una idea, el momento preciso en el que el cerebro se ilumina y nos llega la visión de lo que queremos plasmar.

 Como bien nos sugirió Pedro Espinosa, esto se podría definir como el acto de “iluminar una idea” o “dar luz al entendimiento”… De ahí las metáforas visuales que rodean a la figura central, que podría ser una célula (o un donut !?).
El dibujo está realizado con lápices de colores y  algo de acuarela para el fondo.

Aquí adjunto otro dibujo con el mismo esquema que el anterior pero pintado con acuarelas y algo de rotulador fino. La célula-donut se sustituyó por un gran ojo-que-todo-lo-ve.
Para finalizar, adjunto el primer boceto que realicé para este trabajo, y que poco tiene que ver con los ya mostrados; en este caso jugaba con la dispersión de la luz como metáfora del nacimiento de una idea a través del conocimiento… o algo así… creo.
En realidad me vino a la cabeza la famosa portada de Pink Floyd.
El profe quería que trabajase sobre este boceto, cosa que, de momento, no he hecho… ¿Algún día quizás?

Sueño y surrealismo

Este trabajo del curso tenía una premisa sencilla: dibujar un sueño con técnica libre.
Al instante recordé un sueño que tuve hace no mucho tiempo y que anoté con detalle nada más despertar.

En el sueño yo estaba observando una procesión de semana santa. Hacía frío y el suelo estaba helado.
La gente que desfilaba eran penitentes (con sus capirotes) y legionarios los cuales no podían casi avanzar debido al hielo, y bastantes de ellos se resbalaban y caían contra el suelo dejando rastros de sangre.
Este es básicamente el sueño que tuve y que anoté de inmediato. Lo recuerdo como una visión muy nítida, y desde luego es uno de los sueños más vívidos que he tenido.
El dibujo lo comenzé a esbozar con penitentes y legionarios, pero al final quité a estos últimos pues me parecía que daba lugar a confusión y podía parecer una batalla con la sangre esparcida por el suelo.
También corregí un detalle que me sugirió el Profe: ocultar los ojos para dar más dramatismo a la imagen (¡antes parecían ojos de cómic de humor!).
El dibujo está realizado con lápices de colores y un poco de acuarela para el fondo.
La imagen final es puramente surrealista que, como dijo Pedro, recuerda a Buñuel, al cual venero como si fuese una virgen llevada en un paso de semana santa… ¡ Pero… cuidado con resbalar en vuestros sueños !… jur, jur, jur.

Aquí incluyo un bocetillo previo:

Cuento al carboncillo

De nuevo os muestro un trabajo fruto del curso de Ilustración Creativa de la UPL.
Estas vez se trabata de ilustrar un cuento corto (en mi caso cortísimo), el cual me lo sugirió el profe, Pedro Espinosa. La única premisa era utilizar carboncillo.

Creo que la última vez que dibujé con un carboncillo fue a mediados del siglo XVIII, así que el hecho de cogerlo fue como un flashback a la Escuela de Arte de Logroño, ah!… que tiempos.
El cuento que ilustré es más bien una frase larga de Fernando Pessoa, así que opté por dividirla en cuatro escenas y posteriormente con Photoshop, incluir el texto en la imagen.
Utilizé carboncillo de 6-8 mm y un poco de 9-11 mm, un par de difuminos (fino y grueso) y también los dedos como difumino (bueno y barato). Al final rocié los dibujos con laca barata para fijarla al papel Studio Guarro.
La verdad es que me lo pasé bastante bien con este trabajo, a pesar de mis temores de acabar envuelto en una nube negra, tiznado hasta la médula y con manchas de carboncillo hasta en el techo. 

Retrato de Gandhi (casi de memoria)

Este es otro de los ejercicios del curso de Ilustración Creativa de la UPL 2014-2015.
Se trataba de hacer un retrato de Gandhi observando unas fotos antes de comenzar a dibujar. Una vez iniciado el dibujo ya no se podía volver a ver las fotos.


Comencé a dibujar ideas en clase, donde realicé este pequeño boceto a lápiz que muestro aquí abajo.

 Ya en casa, hice la ilustración final en A3 con lápices de colores y rotulador de punta fina.

 Juro y perjuro que no miré las fotos durante la realización del dibujo, aunque la fisonomía de Gandhi es muy reconocible con unos pocos elementos.