Puerta del Revellín

Un dibujo se puede realizar en un momento y en un lugar determinado… Ahí es donde hay que capturar la esencia del espacio-tiempo y plasmarla en el papel.

Lo siguiente sería retocar ese dibujo (o no) a nuestro parecer, cosa que creo que es bastante delicada y peligrosa: se puede perder la esencia captada en el primer momento y dar al traste con esa frescura que muchas veces tiene más valor que infinitos retoques posteriores.
Este dibujo fue esbozado en apenas 45 minutos con lápice de colores. Posteriormente, en casa, le añadí acuarela y rotulador fino.
A mi parecer el dibujo no tenía gracia, así que le pregunté al profesor, Pedro Espinosa, qué debería retocar. Me sugirió que le diese más contraste al arco interior y al muro del primer plano.
Este es el dibujo antes de oscurecerlo:
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s